Como nutricionista, no soy muy amante de las resoluciones de año nuevo para bajar de peso, especialmente de las dietas muy drásticas que usan el método de contar calorías para lograrlo. Me inclino por un régimen de alimentación basado en productos naturales, en el que prevalezca la moderación. Por eso, quiero compartir contigo dos razones por las que contar calorías no es el mejor método para bajar de peso. También quiero ayudarte a enfocarte en disfrutar comidas naturales, para que puedas tener una mejor salud en este año que comienza y en los venideros. No olvides esto: Tu salud es más que contar calorías, es un estilo de vida.

Las calorías en las etiquetas no son precisas

Está demostrado que las etiquetas nutricionales en las que confiamos no son tan precisas como esperábamos. El etiquetado es un mandato de la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA), de acuerdo con la Ley de Educación y Etiquetado Nutricional (NLEA) de 1990, y requiere que los valores de nutrientes específicos sean informados en un formato estandarizado. Un informe de 2008 de la Oficina de Responsabilidad del Gobierno (GAO) encontró que, dentro de una pequeña muestra de trescientas etiquetas de información nutricional que se auditaron aleatoriamente a mediados de la década de 1990, los valores de la gran mayoría (aproximadamente el noventa por ciento) de los nutrientes informados estaban dentro de los límites aceptables. Hubo un veinte por ciento de variación con respecto a los niveles reales. Pero los nutrientes más problemáticos fueron el hierro y la vitamina A.

Se pierde el gozo de comer

Cuando el enfoque es contar calorías como forma de bajar de peso, se pierde el gozo de comer. La mente está tan enfocada en la cantidad de calorías que se consumen que ya no se disfruta la comida ni la relación con quienes se hallan con nosotros ante la mesa. El placer de comer es legítimo y necesario. Nuestro Creador nos dotó con la facultad de disfrutar la comida, y nos dio una variedad de alimentos deliciosos; pero cuando incorporamos el conteo de calorías como método para mejorar la salud, eliminamos el proceso natural de nutrir el cuerpo. Lo importante es temperancia y variedad.

Enfócate en la bendición que hay en comer, y notarás que tendrás más alegría mientras disfrutas los manjares que Dios te ha provisto. No cuentes las calorías, cuenta las bendiciones.

Si deseas bajar de peso o mejorar tu salud en este año, ten cuidado con el método de contar calorías. Las etiquetas de los alimentos no son muy precisas, y el gozo de comer disminuye. Mis años de experiencia como nutricionista me dicen que lo mejor es elegir alimentos integrales y comer con moderación. Si eliges este régimen, disfrutarás más de los alimentos que con el método anterior, y no tendrás que contar las calorías sino los beneficios.

Te deseo mucho éxito en tu plan de bajar de peso o mejorar tu salud. Y no olvides a Jesús, quien te dice hoy como dijo a los hebreos liberados de la esclavitud: “Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, e hicieres lo recto delante de sus ojos, y dieres oído a sus mandamientos, y guardares todos sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios te enviaré a ti; porque yo soy Jehová tu sanador” (éxodo 15:26).

¡Feliz inicio de año! Y recuerda que Dios quiere ayudarte a ser fuerte y sano.

El autor es nutricionista y entrenador personal. Escribe desde Seattle, Washington.

Cómo comer feliz y bajar de peso

por Oscar Santana
  
Tomado de El Centinela®
de Enero 2022