El año llega a su fin y la meta que te propusiste de mejorar tu salud no la alcanzaste. Tu ánimo está bajo y la idea de terminar un año más con mala condición física aterroriza tu mente. A menudo careces de motivación para ejercitarte y alimentarte bien, y te preguntas: ¿Qué haré para lograr un mejor estado de salud el año que viene? ¿Cómo comienzo? He aquí la respuesta: Busca un entrenador personal. él puede ayudarte a superar los obstáculos que se te presentan y llevarte al nivel de condición física que anhelas. Hay muchos beneficios. Veamos algunos de ellos, para que este sea tu año.

Motivación

Hay muchas cosas que te pueden quitar el deseo de hacer ejercicio: el trabajo, el frío, la falta de energía, la depresión, etc. Pero tener una sesión regular con un entrenador personal puede darte el impulso necesario para llevarte a tu meta final. La vida es corta, así que empieza hoy a vivir con calidad de vida. Si no lo has logrado a solas, tal vez es tiempo de buscar ayuda, y un coach es una buena opción para que logres tu meta de tener una salud óptima.

Responsabilidad

Es muy fácil decir “Hoy no tengo ganas, iré mañana”. Esta excusa barata no funciona cuando tienes a un entrenador. él se asegurará de que estés motivado. Buscará la manera de guiarte a saltar las barreras que te han derrotado en el pasado. Te ayudará a ser responsable con tu salud. No habrá más “no voy hoy”, sino “nos vemos temprano, coach”. Tendrás a quien rendir cuentas, y eso puede ser el eslabón que estás necesitando en tu cadena de triunfo.

Perder grasa y tonificar

Mi experiencia como entrenador personal me dice que la mayoría de las personas que comienzan con una rutina de ejercicios lo hacen por varias razones. Por ejemplo: rebajar grasa y tonificar músculos; sin embargo, carecen de estrategia. No tienen una noción de qué hacer primero: ejercicio cardiovascular o pesas, o la secuencia de ejercicios para quemar más calorías durante y después de la actividad. No saben cuál es el reposo necesario para que el cuerpo se recupere y no llegue a estancarse.

Un buen entrenador personal puede ayudarte en todos esos aspectos y buscar un equilibrio adecuado para quemar grasa y lograr tonificación muscular.

Recuerda, un entrenador personal puede trabajar en la motivación y la responsabilidad, y ayudarte a perder grasa, a tonificar tu cuerpo y, finalmente, puede llevarte hasta tu meta final. ¿Ahora sí crees que un coach puede ser un buen eslabón de tu cadena para estar en tu mejor condición física? Pues da los pasos necesarios para comenzar, y no dejes que pase otro año sin tener calidad de vida.

¡Estamos para apoyarte! Sobre todo, recuerda que el mejor entrenador se llama Cristo Jesús él conoce todas las técnicas para que obtengas la mejor condición del alma ¡Feliz Navidad!

Tener una sesión regular con un entrenador personal puede darte el impulso necesario para llevarte a tu meta final.

El autor es nutricionista y entrenador personal. Escribe desde Seattle, Washington.

Muévete

por Columna regular
  
Tomado de El Centinela®
de Diciembre 2019