La mayoría de la gente considera a la testosterona como la hormona responsable de la virilidad, y es cierto. Pero además, la testosterona es clave para incrementar la excitación y la satisfacción sexual tanto de hombres como de mujeres, así como la estimulación sexual. Por eso, los hombres y las mujeres con bajos niveles de testosterona a menudo manifiestan fatiga crónica. Si este es tu caso, implementa este proceso, y es muy probable que notes cambios rápidos, incluso en menos de 24 a 48 horas.

Entrenamiento con pesas

Según los investigadores de la Universidad de Ball State, el entrenamiento de fuerza puede inducir la liberación de testosterona y la hormona de crecimiento.

Incorpora en tu estilo de vida este entrenamiento por lo menos de dos a tres días por semana. Procura levantar bastante peso, conforme puedas, y realiza de ocho a doce repeticiones. Repite tres sets con un minuto de descanso entre sets. Hazlo al menos durante 30 a 45 minutos. Ejercita los músculos grandes, como las piernas, los pectorales y la espalda, por nombrar algunos. Comprobarás que este tipo de ejercicio es muy beneficioso para aumentar los niveles bajos de testosterona.

Ayuno intermitente

Un estudio de la Facultad de Medicina de la Universidad de Virginia, realizado en hombres que no ingirieron calorías por un lapso de 24 horas observó un incremento significativo de la hormona de crecimiento, la que está relacionada con la testosterona en los valores iniciales. Procura practicar este ayuno intermitente, que beneficia mucho a los órganos internos, sobre todo al hígado, que es muy importante para el equilibro natural de las hormonas, específicamente la testosterona. Un ejemplo puede ser comer hasta las 2 de la tarde y no cenar; y luego no comer nada hasta interrumpir el ayuno a las 2 de la tarde del día siguiente.

Vitamina D

La vitamina D3 es muy importante para aumentar los niveles de testosterona. En un estudio publicado en 2011, la revista Hormones and Metabolic Research comenta que luego de suplementarse con vitamina D, aumentó la testosterona de forma natural hasta un 30 por ciento en hombres con sobrepeso. Unos 20 a 30 minutos de exposición al sol podría ser beneficioso para obtener esta importante vitamina. Yo prefiero la exposición al sol en vez de un suplemento, si es posible. Sí, amigos, el sol es medicina, porque es una creación del Dios que imparte vida y salud.

Los niveles de testosterona en hombres y mujeres son muy importantes. Si consideras que te hace falta, el levantamiento de pesas en la medida en que sean apropiadas para tu estado físico, el ayuno intermitente, y el uso de vitamina D, especialmente la activada por el sol, la incrementarán. Si no es posible exponerte al sol, recurre a un suplemento. Y no olvides acudir al “Sol de justicia” (Malaquías 4:2), que es Cristo Jesús.

El autor es nutricionista y entrenador personal. Escribe desde Seattle, Washington.

Muévete

por Columna regular
  
Tomado de El Centinela®
de Julio 2019