En muchas culturas los frijoles forman parte de la alimentación cotidiana, ya que contienen muchas propiedades nutricionales y son muy económicos. Hay muchas variedades de frijol, entre ellos el frijol pinto, el negro y el “flor de mayo”. Así como hay una gran diversidad de frijoles, también varían sus propiedades nutricionales. Estos son algunos beneficios de los frijoles para nuestro organismo.

Buena digestión

Los frijoles contribuyen a la buena digestión porque poseen fibra insoluble. Esta fibra ayuda a regularizar la evacuación fecal, sobre todo cuando se bebe suficiente agua. A algunas personas no les gusta comer frijoles porque les causan flatulencias (gases). Esto se debe a los azúcares llamados oligosacáridos, los que no se absorben de la misma manera que otros azúcares. El remedio es simple: masticar más la comida para contribuir a una mejor digestión.

Contribuyen a regular el nivel de azúcar en la sangre

En los Archives of Internal Medicine, encontraron que las personas con diabetes tipo 2 que comían una taza de frijoles por día durante tres meses pudieron mantener el nivel de azúcar en la sangre y la presión arterial más bajos que cuando iniciaron la dieta. Si padeces diabetes tipo 2, procura comer diferentes tipos de frijoles, siempre bajo la asesoría y observación de tu médico.

Contribuyen a bajar el colesterol

Cuando están demasiado altos los niveles de colesterol LDL, lipoproteínas de baja densidad, las que se conocen como “colesterol malo”, ese colesterol se adhiere a las paredes de los vasos sanguíneos, acumulándose como placas arteriales y causando inflamación. El frijol posee fibra soluble, la que sirve para atrapar al colesterol en el Sistema digestivo e impedir que se absorba en la sangre. Si comes una taza de frijoles por día, con aguacate y dos tortillas de maíz, puedes alegrar tu paladar y mejorar tu nivel de colesterol.

Por su composición de fibra soluble e insoluble, carbohidratos y proteína, los frijoles son una buena opción para quienes padecen estreñimiento, diabetes y colesterol elevado. Los frijoles son saludables. Agradece a Dios, quien los creó para tu beneficio, y procura comer de diferentes variedades, ya que en la variación hay buena nutrición. Pon a remojar una taza de frijoles en agua toda una noche para que el día siguiente se cocinen más pronto y no produzcan gases. Mientras más rápido se cocinen, más nutrientes se conservan. Y como dijo Hipócrates: “Que tu alimento sea tu medicina”.

El autor es nutricionista y entrenador personal. Escribe desde Seattle, Washington.

3 Razones Para Comer Mas Frijoles

por Oscar Santana
  
Tomado de El Centinela®
de Julio 2017