El Centinela dedica este número a la madre y a la familia, verdaderos pilares de la sociedad. Hay en la madre una enigmática fascinación. La madre nos concibe, nos trae al mundo, nos alimenta de su propio cuerpo, nos educa y determina nuestro futuro. Nacemos y nos cortan el cordón umbilical, pero para la madre pareciera que no. Ella sigue unida a sus hijos.

Este poema de Vicente Balaguet interpreta bien el sentir de la buena madre:

Rugiente pasión ardía en el alma del doncel;

fuera de ella nada había / en el mundo, para él

—¡Lo que a tu capricho cuadre

—dijo a su amada—, lo haré;

si las joyas de mi madre / me pides, te las daré!

Y ella, infame como hermosa, dijo en horrible fruición:

—¿Sus joyas? ¡Son poca cosa! ¡Yo quiero su corazón!

En fuego impuro, él ardiendo, hacia su madre corrió,

y al punto su pecho abriendo, el corazón le arrancó.

Tan presuroso volvía la horrible ofrenda a llevar,

que, tropezando en la vía, fue por el suelo a rodar.

Y brotó un acento blando del corazón maternal,

al ingrato preguntando:

—Hijo ¿no te has hecho mal?1

No hay palabras para describir el amor de la madre, tan parecido al de Dios. Tan trascendente es su función como escalofriante su responsabilidad. “La madre no tiene que pintar una forma bella sobre un lienzo, ni cincelarla en un mármol, sino que tiene que grabar la imagen divina en el alma humana”.2

Tampoco hay palabras para expresar la importancia de la familia. En la familia se entibian los corazones, se vendan los raspones de las rodillas y los del alma, se ponen las bases de podios y cadalsos. Por eso El Centinela reconoce la importancia de la madre y de la familia. Sea nuestra madre objeto de carióo y gratitud, y nuestra familia asiento de las mejores relaciones.

1. “B alada Catalana”. El Romanticismo, 25 de enero 2013, en: http://elromanticismo657.blogspot.com/2013/01/balada-catalana.html.

2. Elena G. de White, Conflicto y valor (Argentina: Asociación Casa Editora Sudamericana, 1971), p. 80.

El autor es director de El Centinela.

Madre y familia

por Ricardo Bentancur
  
Tomado de El Centinela®
de Mayo 2019