Dios ama a los inmigrantes. La Biblia está llena de historias de inmigrantes que creyeron en Dios y se sobrepusieron a sus desventajas:

  • Abraham, de inmigrante llegó a ser padre de naciones.
  • Jacob pasó de dormir sobre una piedra a ser un rico hacendado.
  • José, de ser un hebreo esclavo y prisionero llegó a ser gobernador de Egipto.
  • Daniel fue un inmigrante cautivo que llegó a ser el primer ministro de Babilonia y Persia.
  • Ester pasó de ser una adolescente pobre a ser reina de un poderoso imperio.
  • Rut llegó a Belén como una moabita desconocida y fue abuela del rey David.
  • El pueblo de Israel, inmigrante y esclavizado en Egipto, llegó a ser el pueblo de Dios.

Pero el mayor inmigrante de todos es el divino Hijo de Dios, quien, a causa de nuestro pecado, para salvarte a ti y a mí, tuvo que emigrar del cielo a la tierra para morir por nosotros. Y aquí en la tierra, después de su nacimiento, emigró por segunda vez cuando fue llevado por sus padres terrenales a Egipto, porque el rey Herodes quería matarlo.

Si eres un inmigrante, Dios te ama; ve tus sufrimientos, la discriminación que has tenido que enfrentar, las burlas y las crueles amenazas de las personas con poder político o económico. él está a tu lado con millares de ángeles para defenderte y cuidarte.

También yo soy inmigrante. Salí de Cuba hacia Espaóa. Mi familia y yo salimos con cuatro maletas y la ropa que teníamos puesta. Todo se repitió cuando dejamos Espaóa y llegamos a los Estados Unidos, en 1988. Hoy, soy un pastor bendecido por Dios y un dirigente de la Iglesia Adventista en América del Norte. Mi familia ha prosperado: Mi hermano Josué es médico en Florida y tiene una bella familia. Mis padres acaban de jubilarse después de haber disfrutado de un servicio ministerial muy exitoso en los Estados Unidos, nuestro nuevo país. No digo esto para que me admires, solo para darte la seguridad de que, bajo la dirección de Dios, tú vas a triunfar. Si nosotros pudimos, tú también puedes.

Pero lo que más me satisface es saber que, aunque sea un inmigrante en esta tierra, soy ciudadano del reino de Dios. Pon atención a estas palabras: “Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios” (Efesios 2:19).

Inmigrantes prominentes en los Estados Unidos

  • Alfonso García Robles —mexicano, ganador del Premio Nobel de la Paz en 1982.
  • Mario Molina —científico mexicano, ganador del Premio Nobel de Química en 1995.
  • Franklin Chang Díaz —astronauta costarricense y primer científico latino de la NASA en volar al espacio, en 1986.
  • Nitza Margarita Cintrón —puertorriqueóa, jefa de la Oficina de Sistemas Médicos y de Atención Sanitaria del Centro Espacial Johnson de la NASA, y fundadora del Laboratorio de Bioquímica de este centro espacial.
  • Félix Soto Toro —puertorriqueóo, ingeniero y aspirante a astronauta de la NASA. Uno de los 114 empleados hispanos de la NASA.

El autor es dirigente de la Iglesia Adventista en Canadá y los Estados Unidos.

Dios ama a los inmigrantes

por José Cortés Jr.
  
Tomado de El Centinela®
de Febrero 2019