El comienzo del año es la ocasión en la que mucha gente hace una pausa para examinar su condición física y establecer metas. Tal vez una de tus metas este año sea correr un maratón, tonificar tu cuerpo, bajar unos cuantos kilitos de grasa, mejorar tu régimen alimentario o consagrarte a Dios. Si es así, considera estos consejos mientras escribes en tu cuaderno de resoluciones.

Hazlo divertido

Cuando estés escribiendo tus metas, procura elegir ejercicios que te gusten y sean divertidos. El proceso de ponerte en forma debería ser motivo de gozo y no de tortura. Así, más pronto alcanzarás tus metas. ¿Te gusta el ciclismo? Practícalo, aunque tus amigos te digan que levantar pesas es mucho mejor. El mejor ejercicio para ti es el que disfrutas más y el que mejor se adapta a tu condición física. Recuerda que ponerse en forma es un asunto de diversión y no de tortura.

Celebra tus victorias pequeñas

Una de las fuentes de estímulo para las personas consiste en celebrar las pequeñas victorias. Después de hacer ejercicio durante un mes puedes premiarte comiendo en tu restaurante favorito en compañía de tus familiares o amigos, por supuesto, sin olvidar la moderación, o ir a recibir una hora de masaje en un spa. Si celebras tus logros, verás que la búsqueda de la meta final será más divertida y significativa. Así que celebra tus victorias pequeñas y vive una vida saludable.

Comparte con tus amigos

Si se te dificulta hacer ejercicio o comer saludable, no sufras; comparte con tus amigos. Coméntales tus propósitos e invítalos a formar un grupo para apoyarse mutuamente. La Society of Behavioral Medicine descubrió que el hacer ejercicios aeróbicos con un compañero arroja resultados más notables.

Al escribir y planificar tus metas, hazlo con una mentalidad de gozo y no de aflicción; para tener mejores resultados, haz divertidas tus rutinas de ejercicio, celebra tus victorias pequeñas, y comparte con un amigo. Por último, y lo más importante, sigue este consejo infalible: “Buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” (S. Mateo 6:33).

Sí, con Cristo la vida tiene sentido. ¡Que tengas un año incomparable!

El autor es nutricionista y entrenador personal. Escribe desde Seattle, Washington.

3 consejos para establecer metas de aņo nuevo

por Columna regular
  
Tomado de El Centinela®
de Enero 2018